DEMORA EN UNIDADES AUXILIARES DE REFINERÍA DE TALARA DE PETROPERÚ OCASIONAN PERJUICIO DE S/ 1115 MILLONES.

Un millonario perjuicio económico equivalente a S/ 1115 millones fue detectado en una auditoría de cumplimiento realizada por un equipo especializado de técnicos de la Contraloría General de la República a  la empresa Petróleos del Perú (Petroperú), como resultado de la demora en la contratación oportuna del componente de Unidades Auxiliares y Trabajos Complementarios del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT), lo que originó y originará gastos y pagos a adicionales a contratistas y proveedores.

Los hechos detectados provocaron un perjuicio económico de US$ 269 142 874.5 y otro de S/ 25 921 565.5 por pagos realizados a proveedores de servicios alternativos como grupos electrógenos, energía eléctrica, aire comprimido, climatización, entre otros, hasta el 31 de diciembre de 2020

En ese sentido, los resultados de la auditoría de cumplimiento del máximo ente del Sistema Nacional de Control advirtió que ambos perjuicios económicos seguirán incrementándose hasta la entrada en operación de las Unidades Auxiliares y Trabajos Complementarios (cuya función es proveer servicios a los procesos de las unidades para la refinación de petróleo crudo) que fueron adjudicados a un consorcio de empresas privadas.

Cabe señalar que, en octubre del 2020, el contralor general, Nelson Shack, realizó una visita al PMRT y anunció una investigación exhaustiva sobre las inversiones realizadas en la nueva refinería de Talara, ya que dicho proyecto empezó con una inversión estimada en US$ 1300 millones (según el estudio de factibilidad desarrollado por Arthur D. Little INC) y en octubre del año pasado su incremento ya estaría significando más de US$ 5000 millones, es decir un aumento de 400%.

Según la Auditoría de Cumplimiento N° 15543-2021-CG/MPROY-AC, cuyo período de evaluación es del 1 de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2018, funcionarios de Petroperú aprobaron que a través de un “Acuerdo Complementario” se encargue al contratista de las unidades del proceso realizar la selección de contratistas para la tercerización de los Servicios Auxiliares del PMRT, sin analizar las condiciones de contratación ni la conveniencia de su modalidad (Contrato tipo “Construir, Poseer, Operar y Transferir”, o BOOT por sus siglas en inglés) y evitando la aplicación de su Reglamento de Contrataciones.

Sin embargo, este encargo no culminó y tuvo que ser retomado por Petroperú, lo que ocasionó un desfase en el cronograma de ejecución del proyecto de seis meses y un perjuicio por US$ 56 086 754.73 y S/ 5 415 121.57 debido a pagos realizados por los servicios de tercerización a favor de la empresa encargada de las unidades del proceso, y pagos posteriores al contratista y otros proveedores, derivados de la demora en contratar las Unidades Auxiliares y Trabajos Complementarios.

Posteriormente, la petrolera estatal decidió no continuar con el proceso de tercerización de las Unidades Auxiliares, encargado en el marco del “Acuerdo Complementario”, y en su lugar desarrolló un proceso de contratación directa pero sin realizar un análisis que considere, entre otros, factibilidad técnica, plazos, valoración de riesgos y sin prever las adecuaciones normativas necesarias, lo que conllevó a que no se logre adjudicar ningún paquete e incrementando el desfase en el cronograma de ejecución del proyecto en 11 meses, ocasionando un perjuicio por US$ 99 437 107.49 y otros S/ 9 942 518.29 por gastos diversos a favor de empresas tercerizadas y pagos reconocidos a la empresa encargada de las unidades de proceso.

Ante las idas y venidas del proyecto, se convocó a un nuevo proceso de invitación para la contratación directa de los servicios auxiliares bajo “Lineamientos Específicos” aprobados, pero sin haber subsanado parte de los requerimientos del proceso anterior, por lo que se dispuso suspender el proceso y requerir a la empresa encargada de las unidades de proceso formular su propuesta de conversión para las Unidades Auxiliares y Trabajos Complementarios. Esta situación también provocó una demora de casi seis meses en el cronograma de ejecución y un perjuicio de US$ 50 606 385.06 más otros S/ 5 060 031.63

Pese a ello, la propuesta de conversión para construir las Unidades Auxiliares adicionando los Trabajos Complementarios, no señalaba un plazo y se efectuó al amparo de un “Acuerdo Complementario” que en ese momento resultaba inaplicable. La propuesta no fue aceptada por Petroperú debido a que no contenía los documentos requeridos y el precio ofertado no era aceptable económicamente debido a la falta de acuerdo sobre el estimado de precios para algunas partidas componentes. Nuevamente esta situación aumentó el desfase en el cronograma de ejecución en seis meses y un perjuicio por US$ 63 012 627.18 más S/ 5 503 894.05.

El informe de auditoría señala que todos estos hechos suman un perjuicio de US$ 269 142 874.46 y S/ 25 921 565.53, el cual seguirá incrementándose hasta que las Unidades Auxiliares y Trabajos Complementarios entren en operaciones, y existe un desfase acumulado de más de tres años en el cronograma de ejecución del proyecto.

Funcionarios involucrados

La auditoría de la Contraloría determinó presunta responsabilidad administrativa y civil en 44 funcionarios y exfuncionarios de la petrolera estatal quienes participaron en los hechos detectados y entre los cuales figuran tres expresidentes de Petroperú entre los años 2013 y 2018, así como diversos miembros de sus respectivos directorios.

También se estableció presunta responsabilidad en las personas que ocuparon altos cargos de la empresa pública tales como Gerente General, Gerente Corporativo de Finanzas, Gerente (e) del Departamento Legal, Gerente de Refinación, Gerente Corporativo de Administración y Mejoramiento, Gerente del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara, entre muchos otros.

El informe recomienda poner los hechos en conocimiento de la Procuraduría Pública encargada de los asuntos judiciales de la Contraloría General de la República para que inicie las acciones legales contra los funcionarios, servidores y ex servidores comprendidos en los hechos detectados.

También se recomienda al presidente de Petroperú disponer el inicio de las acciones administrativas para el deslinde de responsabilidades de los funcionarios, servidores y ex servidores de la empresa comprendidos en la auditoría. Además, se recomienda que las áreas de Petroperú involucradas en contrataciones, dispongan la revisión y adecuación de sus directivas y lineamientos internos relacionados con las contrataciones, a fin de emitir los instrumentos de gestión correspondientes que permitan cumplir con las condiciones mínimas relacionadas con cada modalidad y objeto de las contrataciones.

DATOS:

– El PMRT se inició el 24 de mayo de 2014 con la firma del contrato del componente EPC – UP (pre-construcción y construcción) con la empresa encargada de las unidades de proceso por un valor inicial de US$ 2 730 331 602.36, mientras para la fase de Unidades Auxiliares y Trabajos Complementarios se suscribió un contrato por US$ 986 589 527.55 el 30 de enero de 2018. (rrpp)

Mas Noticias